El mural “Color y Amor para Aquiles” ya se terminó de pintar en uno de los corredores viales más transitado en Barquisimeto, estado Lara.

La obra de 90 metros de longitud forma parte de la meta de 1.000 murales en honor al maestro de la escritura venezolana Aquiles Nazoa, diseñados en todo el país, a propósito del centenario de su nacimiento, este año, 2020.

Los creadores del mural ubicado en la avenida Libertador a la altura del sector “Pata é Palo”, sentido este-oeste, se expresaron con una proyección de colores saturados con la imagen  del poeta Nazoa, sentado junto a las muñecas de trapos, y a su fantástico “Caballo come jardines».

Luis Rodríguez Arenas, presidente del Instituto Municipal para la Cultura (Imca) de la alcaldía del municipio Iribarren informó que, el alcalde Luis Jonás Reyes Flores se encuentra impulsando un segundo mural en la avenida Vargas, sentido norte-sur.

Sobresale el diseño  de la artista plástica, Betzi Mora y la ilustración de Wilmer Guédez «WAGO». También participó el artista plástico, Miguel Montilla; la diseñadora gráfica, Julieth Figueroa; la fotógrafa Jeanette Colmenares; el rotulador, Ramón Juares; y, como invitado, el maestro, Francisco León.

Entretanto, en el municipio Andrés Eloy Blanco (Sanare), continúa el trabajo del maestro pueblo, Juan Ramón Escalona Betancourt con su Escuela Abierta en homenaje a Aquiles Nazoa, en el poblado de San Mateo.

Escalona Betancourt junto a los niños de ese pueblo comparten con propios y visitantes poemas, canciones y quehaceres. Y, a continuación, ÚN, te acerca una de sus exclamaciones, al también humorista centenario:

“Escuela Abierta de Aquiles Nazoa por los poderes creadores del pueblo va, y, con  maestro y maestra pueblo está, conuco, colibrí, maíz y coa.

Los Bio-constructores de sueños, sí, de San Mateo de Sanare, Lara, convite de luz en tierra guara; en Palo Verde, con conuco, colibrí, semilla y tierra fértil.

Luna para ti, padre conuco, sana y nos canta loa; asusta lombriz paría sin ser boa, y por mi madre tierra, y mi Venezuela de barro y vida tengo, la escuela, escuela abierta, Aquiles Nazoa.

Mama natuda, la abuela mayor enseña; caminos teje biodiversidad. Niños, niñas, barro, agua, creatividad, muñeca de trapo arrulla, el amor.

¿Y dónde está el currículo más liberador?. En la naturaleza y su gran bondad, con amor no sufrirá la orfandad. La escuela de la vida para el buen vivir; a diagnosticar, planificar y construir por los poderes creadores del pueblo va.

No, a la escuela de cemento y cabilla. No, al liceo divorciado de realidad. No, a la universidad graduando vanidad. Escuela sanadora, conuco que ensemilla, escuela productiva, palabra y escardilla.

Escuela del amor, trabajo y libertad, escuela espiritual, cosecha honestidad. La escuela mía, no tiene vacaciones porque siembra, baila, ve soluciones.

Y, con maestro y maestra pueblo está al convite de sabores y conocimiento; con mujeres y hombres nuevos en construcción. Mujeres y hombres fiel y en revolución, y ante el dolor de mundo, atento, todos militantes, claros, contentos.

Lograr que el río seco vuelva a ver canoa, sueña escuela abierta de Aquiles Nazoa. Escuela alumna del pueblo tuyo para ser mujer- luciérnaga, hombre-cocuyo, conuco, colibrí, maíz y coa. Sanare 10 de marzo del 2019.