La postura del presidente de la República Nicolás Maduro, al exigir la salida de la embajadora de la Unión Europea (UE) del país, es en defensa de la soberanía de Venezuela.

Así lo aseguró el especialista en Integración Regional, Francisco González, quien señaló que la medida es una respuesta a los ataques constantes del injerencismo de los gobiernos supremacistas del mundo.

“Ellos buscan generar tensiones y distraer del próximo evento electoral y democrático que se aproxima en Venezuela, la decisión que tomó el presidente Nicolás Maduro, es una respuesta a los ataques constantes del imperio”, dijo González.

Recordó que el pasado lunes, representantes de la Unión Europea realizaron una reunión telemática para  invertir “supuestos” 144.2 millones de euros, bajo la consigna “de contribución en solidaridad con los refugiados venezolanos”, reseñó VTV.

Ante esto, el Internacionalista catalogó de excusas estas acciones, que a su juicio solo buscan más financiamiento. “Ellos vienen conjugándose con la política más dura de los Estado Unidos es muy evidente, buscan un escenario de injerencismo y de guerra, donde quieren destruir al país, vemos cómo se va construyendo una figura paralela y así ir confiscado los bienes de la nación”.

En cuanto al derecho internacional, destacó González, que las embajadas son organismos de apoyo y solidaridad a los países que los acogen.

“Es lamentable que algunos embajadores han asumido posturas políticas radicales, eso es injerencismo, dirigida por Estados Unidos, esta realidad alterna que construyen y que persiguen el financiamiento a través de ONG, partidos políticos entre otros, al final no sabemos a dónde van, no hay ningún tipo de control, no existe una auditoria internacional para saber a ciencia cierta a donde va ese dinero de las supuestas ayudas humanitarias”, concluyó.

El especialista finalizó diciendo que el Gobierno Bolivariano, está en lo cierto al defender la soberanía de la nación e impulsar ante el mundo una diplomacia de paz.