A propósito de la reciente beatificación de José Gregorio Hernández, y coincidiendo con la conmemoración de los 101 años de su fallecimiento, el actor Sócrates Serrano realizó un conversatorio virtual sobre la obra Gregory canal de fe, que él protagonizó. En el mismo estuvo acompañado por el director Miguel Issa y Samuel Hurtado, el productor de la pieza. 

Serrano recordó que durante la corta temporada que hizo en octubre de 2019 cuando, más de un año después de haber sido diagnosticado con cáncer, “la gente salía muy conectada y conmovida por el montaje. Eso nos dio mucha satisfacción porque nos decía que habíamos logrado lo que queríamos”.

Issa agregó que, cuando Serrano le habló del proyecto, lo primero que dijo era que no quería que su montaje “diera lástima o se convirtiera en algo de autoayuda sino que fuera poesía. Le dije que había que romper la caja de cristal porque podían salir cosas maravillosas y así fue”, afirmó. 

Como querían que esta obra mantuviera su esencia orgánica y sanadora, por lo mucho que quería Serrano mantener la presencia de “El Venerable”, utilizaron dos íconos: el sombrero del beato y la figura de un viajero en tren. “Al final, esta obra fue muy sanadora para mí”, dijo el actor. 

Para Hurtado, el éxito radicó en que “rompía con lo que Serrano estaba haciendo en el teatro y como artista”